Compostaje

¿Qué es el compostaje?

El compostaje es un proceso de transformación de la materia orgánica para obtener compost, un abono natural. Esta práctica adquiere suma importancia considerando que la basura diaria que se genera en los hogares contiene un 50% de materia orgánica.

Uno de los productos fundamentales del compostaje, por una parte es la reducción de la basura que botamos y por otra es la posibilidad de generar abono para nuestro jardín y/o cultivos denominado como Compost o humus. Esto es facilitado porque gran parte de la basura que generamos en nuestra casa es materia orgánica, que puede ser aprovechada, previo tratamiento, como enmienda orgánica en huertos y jardines.

Realizar compostaje doméstico tiene muchos beneficios para todos:

Reduce la cantidad de materia orgánica que va a los vertederos.

Reduce el uso de fertilizantes inorgánicos, a los que sustituye.

Ahorra agua de riego debido a la capacidad de retención del agua del compost.

Aporta los nutrientes necesarios para el desarrollo de las plantas, de forma natural.

Reduce los costes de transporte de los residuos con los consiguientes beneficios para los ciudadanos.

El compost es el producto de la descomposición
aerobia (en presencia de oxígeno) de la materia orgánica hecha por
microorganismos descomponedores (bacterias, hongos…) y por pequeños organismos
(como lombrices y escarabajos) en las condiciones adecuadas de humedad, temperatura,
oxigenación, pH, cantidad de organismos etc.

¿Cómo hacemos el compostaje?

Para realizar el compostaje se requiere de un espacio que reciba nuestra materia orgánica la cual sera conocida como la compostera. Esta dependerá de las necesidades y de cuanto compost queramos realizar. Existen múltiples opciones, pueden ser madera, envases de plástico reutilizados, etc. También existen buenas opciones a la venta en el comercio.

Fuente: http://desafiospublicos.argentina.gob.ar

¿Qué colocar en la compostera?

Nuestra mezcla de compost casero va a ir creciendo a partir de diferentes tipos de materias primas: cáscaras de huevo, peladuras de frutas y de verduras, pieles de patatas, ramitas, paja fresca, hierba húmeda, posos de café… La clave está en combinar el azúcar, la celulosa y el nitrógeno de los diferentes desechos orgánicos con el fin de preparar ese abono orgánico que, en esencia, es el compost casero.

El riesgo más importante de preparar compost casero es que los desechos se pudran y no consigamos nada más que una masa informe y pestilente. Evitaremos ese riesgo de dos formas:

  • Intercalando en capas alternas los desechos húmedos y secos.
  • Ventilando periódicamente nuestra masa de compost.
Fuente:www.uncuyo.edu.ar

Realmente puedes utilizar y reciclar casi cualquier cosa: una caja de madera, una base de tablones de obra, un tiesto o jardinera grande que ya no uses… De esta forma, si utilizas un tiesto o una caja de plástico, realiza unos agujeritos en la base y coloca una primera capa de tierra y una segunda de materiales secos como paja, restos de ramas de poda, serrín, etc. Estas primeras capas secas evitarán que el fondo de tu compostador se pudra y estropee la mezcla.

El Paso a paso del compostaje.

Es importante que al realizar el compostaje no olvides los siguientes pasos:

Paso 1. Preparar el compostador

Como te decíamos antes, el compostador es, simplemente, la caja o recipiente en la que iremos añadiendo las distintas capas de desechos que formarán nuestro compost casero.

Paso 2. Añadir los desechos orgánicos

Algo que tienes que tener muy claro y trasmitir a los niños y niñas de la casa o colegio es que el compostador no es un cubo de basura, sino un recipiente que luego servirá para enriquecer la tierra de nuestro huerto urbano o de las plantas de nuestras macetas.

En este contenedor añadiremos por capas diferentes productos o desechos, como peladuras de verduras y frutas, ramitas y hojas secas de los setos o plantas que hayamos podado, posos de café, cáscaras de huevo, etc. Los expertos recomiendan que vayamos intercalando capas de diferentes productos húmedos o verdes y secos, así conseguiremos ese equilibrio óptimo que necesita un compost casero de calidad.

Paso 3. Regar el compost casero

Nuestro abono orgánico casero necesita cierto grado de humedad para poder ir formándose ese fertilizante artesanal que enriquecerá nuestros cultivos ecológicos. Así, es necesario que la reguemos de vez en cuando sin encharcar el contenedor, pero procurando que la humedad penetre en las diferentes capas que hemos ido añadiendo a nuestra caja de compost.

Finalmente les recomendamos este video acerca de cómo hacer compostaje:

Buenos consejos para hacer el compost.

Web Consultada: https://blog.oxfamintermon.org/como-hacer-compost-casero/