Curva de Keeling

Hoy más que nunca, preocupa el aumenta del CO2 en nuestro planeta. Lo más alarmante de todo, es que no ha parado de aumentar en los últimos años. Pero, ¿sabemos cómo se mide y quien comenzó sus mediciones?

En el año 1958 el científico estadounidense Charles Keeling comenzó a registrar los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera a pesar de las críticas recibidas “de lo innecesario de sus mediciones”

El resultado de su trabajo se refleja hoy en la conocida “Curva de Keeling”, que mostró por primera vez y con claridad el impacto de la actividad humana en las concentraciones de CO2. Los zigzags anuales en la Curva de Keeling se deben a variaciones estacionales.

Los zigzags anuales en la Curva de Keeling se deben a variaciones estacionales. Los niveles de dióxido de carbono bajan durante la primavera y el verano del hemisferio norte, cuando las plantas absorben más CO2 de la atmósfera para crecer.

Este gráfico hoy es más importante que nunca porque nos permite observar y medir el comportamiento del CO2 año a año y estacionalmente.

Para medir el CO2, la NOAA toma y analiza muestras de aire de una red de 100 observatorios del mundo. De esta red la estación más antigua y con las mediciones más prolongadas está en el Volcán Mauna Loa en Hawai, lugar elegido por Keeling.

Porque eligió un Volcán en Hawai? Según Keeling se trataba de un lugar ideal por su ubicación en medio del mar lejos de fuentes de CO2 que podrían afectar sus mediciones. Muchas veces escasearon los recursos para su proyecto. 

Increíble! Este es el laboratorio donde trabajó.

Charles Keeling se levantaba cada tres horas a realizar sus mediciones, las cuales comienza a registrar, al darse cuenta, que nadie realizaba estas mediciones en el mundo. Fue todo un pionero en su campo. En 2001 recibió la medalla nacional de ciencia de parte de G. Bush.