Historia

“Lo que nunca pensé es que el camino termina en la cumbre”…

Rodrigo Jordán

Después de dos intentos fallidos y tras alcanzar finalmente la cumbre del Everest, en 1992, un grupo de chilenos soñaba con  nuevos desafíos en la caminata de regreso.

Uno de ellos fue el agradecer al país que prestó todo su apoyo para cumplir este sueño, entregando a través de una organización sin fines de lucro la experiencia, los aprendizajes  y el compromiso social que los mueve hasta hoy.

Fue así que Vertical cofundó junto a la empresa Chilgener, actual AES Gener, la Fundación Maitenes,  para  desarrollar programas educativos al aire libre. A lo largo de 11 años de trabajo en conjunto se llevó al entorno cordillerano y nativo de la Región Metropolitana a más de 9.000 niños y niñas de comunas menos privilegiadas a lo largo del país, generando un impacto y aporte insospechado.

“Esta experiencia fue inolvidable para mí (…), aprendí a ser respetuosa con las demás personas, a trabajar en equipo, a valorizar y a cuidar la naturaleza. Esto no se me olvidará nunca”.

Constanza Basualdo
Participante de Campamento de Aventura, Fundación Maitenes

El éxito de la experiencia con Fundación Maitenes, sumado a nuevos desafíos y necesidades impulsaron a un nuevo sueño: una fundación propia, que permitiera no sólo continuar con la importante labor educativa ya realizada, sino además abrir espacios a nuevas áreas y proyectos.

Es así como el 19 de Octubre del año 2004 se constituye oficialmente la Fundación Vertical, organización sin fines de lucro sujeta a las disposiciones del Título XXXIII del libro I del Código Civil.